Lo engañaron y usaron su tarjeta de crédito para equiparse toda la casa

La policía detuvo a un hombre de 44 años, bajo sospecha de que se aprovechó de un anciano para exprimirle la tarjeta de crédito en provecho propio.
casa-electro
Foto ilustrativa

El caso, que llamó la atención de los investigadores, comenzó con la denuncia de un mendocino de 70 años que el 23 de diciembre pasado había llegado desde San Nicolás y en la terminal de ómnibus Mariano Moreno quiso comprar un pasaje para viajar a su provincia natal, pero no lo consiguió. No había disponibilidad en ninguna de las empresas que cubren ese servicio.

Según su relato a la policía, el mendocino fue abordado por un desconocido que estaba a su lado y había escuchado su conversación con el boletero. Se acercó y le dijo que tenía a su cargo un hogar de tránsito y que podía alojarse allí hasta que lograra viajar. La víctima aceptó la oferta, y poco después se fue con su aparente benefactor a la vivienda referida, en Empalme Graneros.

En los días posteriores, se creó un vínculo de confianza. El hombre denunció que entre las fechas 26 y 30 de diciembre, lo llevó a varios locales comerciales donde le hizo comprar varios electrodomésticos con su tarjeta de crédito por un total cercano a 136 mil pesos. Una vez adquiridos los artículos, los instaló en el hogar de Juan José Paso al 7100. Según la víctima, el hombre le suministraba de manera furtiva alguna sustancia que le hacía perder el control de sí mismo, con tal de realizar las compras. Esto último es materia de investigación, dado lo singular del relato.

Mientras tanto, en Mendoza, la familia del anciano empezó a buscarlo a través de redes sociales. De esa forma dieron con una vecina del falso hogar de tránsito, quien avisó el paradero del hombre. Desde la provincia del sol y el vino rescataron al pariente y denunciaron todo en la comisaría 20°.

Finalmente se procedió a la detención del hombre de 44 años, propietario de la vivienda donde se encontraba el septuagenario, quien dijo que los electrodomésticos fueron una donación por la gratitud experimentada ante su actitud solidaria. En el domicilio se secuestraron una computadora, un televisor Smart de 32”, una impresora láser, un soporte de televisor, una batidora tipo mixer y dos acondicionadores de aire de 5000 frigorías cada uno.

Fuente: RosarioPlus

Te puede interesar